Ciclo de Preguntas FAA: “Aproximaciones a la transdisciplina, ¿Cómo se promueve el pensamiento transdisciplinar?
Encuentro de Diseño Urbano finalizó con alta participación de académicos y académicas de Arquitectura UACh
Ciclo de Preguntas FAA: “Aproximaciones a la transdisciplina, ¿Cómo se promueve el pensamiento transdisciplinar?
Encuentro de Diseño Urbano finalizó con alta participación de académicos y académicas de Arquitectura UACh

Nuevo Director de Diseño UACh: “La necesidad más inmediata es volver a juntarnos y decidir cómo construir juntos desde el diseño este nuevo nosotros”

Se trata del diseñador industrial Manuel Toledo Cofré. Sucede en el cargo al Profesor Marcos García Alvarado.

Manuel Toledo Cofré es diseñador industrial y Máster en Arquitectura y Diseño, mención Ciudad y Territorio por la PUCV. Docente e investigador con 6 años de experiencia en talleres de formación fundamental y disciplinar en diseño, incursionando en la innovación de actos, celebraciones y alimentos en distintos contextos productivos y recreacionales, primicia del diseño como transformador de elementos cotidianos a extraordinarios. Ha participado en diferentes seminarios de diseño y diseño urbano a largo del país y co-desarrollado importantes celebraciones nacionales como la Inauguración de la VI Bienal de Diseño (Estación Mapocho, Santiago) y XIX Bienal de Arquitectura (PCdV, Valparaíso) apoyando al profesor Ricardo Lang, de la PUCV.

Desde el mes de octubre, es el nuevo Director de la Escuela de Diseño UACh, sucediendo en el cargo al Prof. Marcos García Alvarado. Manuel Toledo contó sobre sus desafíos y expectativas en torno a su nuevo rol en el actual contexto de pandemia.

¿Cuáles fueron tus principales motivaciones para ser Director de Escuela?

Más que motivaciones personales, tenía motivaciones comunes. Prefiero abstraerme de la personificación del director y poder ir avanzado en objetivos colectivos, continuando el trabajo que hizo el ex Director de Escuela, Marcos García.

Dentro de esas motivaciones comunes, confluyen cosas como el ciclo en el que se encuentra la carrera, la vinculación con el medio, el ámbito de Escuela y la transdisciplina, etc.

Somos una Escuela joven, llevamos tres años y eso coincide con el ciclo de Licenciatura y Profesional  de los alumnos,  que tiene una connotación mucho más vinculada con el medio, y en ese sentido, queremos reforzar no solamente la difusión de la carrera, sino que también la vinculación con el territorio desde la Escuela y desde los alumnos principalmente.

¿Cómo esperas concretar esta vinculación con el territorio?

Existen asignaturas en los últimos ciclos de la carrera, como “Identidad y cultura”, “Comunidad y territorio”, y “Producción limpia para el diseño sustentable”, esas asignaturas junto a otras tienen una orientación más local que nos ayuda a generar también una identidad de Escuela entre alumnos y profesores.

Queremos reforzar la vinculación efectiva con el medio profesional y la industria local, que tienen que ver con la madurez de la Escuela. Se nos viene un trabajo muy fuerte con las industrias creativas de la región, queremos ser muy responsables con respecto a los lugares de práctica de los alumnos, queremos que estén alineados con el objetivo de la escuela, para poder posicionar a los alumnos de la mejor manera posible en el mundo real.

La contingencia complica el poder vincularnos con los distintos actores sociales, ¿Cómo planificas el desarrollo de estas ideas en el contexto actual?

La necesidad más inmediata en torno a estos nuevos escenarios cotidianos es el gran desafío a corto o mediano plazo que tiene que ver con tratar de construir la vuelta y estar juntos de nuevo, va a ser un tiempo de trance entre lo online y lo no online, ese es el primer esfuerzo, volver a juntarnos y ver cómo construir juntos desde el diseño ese nuevo nosotros.

Respirar, ver y sentir diseño en la Escuela.

Respecto a los desafíos como Director de Escuela, el académico recalcó que para él es muy importante construir lo que se denomina ámbito de Escuela. “Nosotros trabajamos bastante con taller, no trabajamos como individuos aislados, el taller es una familia y la Escuela también. En ese sentido, hay que reforzar ese ambiente que en el fondo es respirar, ver y sentir diseño en todas las paredes y en todos los ámbitos de la carrera”

Actualmente, el equipo de Dirección de la Escuela de Diseño UACh se encuentra planeando un nuevo proyecto interno de vinculación para fomentar iniciativas de los alumnos y alumnas y concursos estudiantiles que vayan en la línea de reforzar la dimensión de lo colectivo.

“La idea es transferirles a los alumnos que somos un todo, una sola Escuela, que estamos todos construyéndola y que su rol y las acciones que tomarán ellos son fundamentales para nuestro desarrollo. En especial en el momento que logremos juntarnos, que nos reconozcamos, nos podamos identificar tanto por la imagen, la vinculación y por el hacer familia que es fundamental para mí”

Sello Diseño UACh

En general, las escuelas de diseño llevan un “apellido” que define su especialidad. En el caso de Diseño UACh no es así, ¿Por qué?

Este tema siempre ha sido un debate en la disciplina del diseño. Los académicos de nuestra Escuela tenemos distintas especialidades: industrial., gráfico, multimedia, etc. Esto nos permite construir una “doble mente” en los estudiantes, enseñarles por un lado esa mente gráfica, 2D y por el otro, la mente 3D, objetual. Esto marca el sello de nuestra Escuela.

También, está la línea vinculante que tiene la Facultad, ya que el relacionarse con otras disciplinas les ayuda a desarrollar de mejor manera esta mentalidad. La clara declaración de transdisciplinariedad les permite a los estudiantes vincularse con diversas herramientas y situarse en el contexto que nos encontramos, en Valdivia, el sur de Chile.

Estas diferencias van claramente a caracterizar a nuestros estudiantes, por dos cosas fundamentales: el trato con los materiales y la sensibilidad ante su entorno, condiciones que no se dan otras regiones.

Finalmente, el académico destacó la habilidad básica que debe tener el diseñador en su formación para enfrentar el escenario actual y los desafíos que ello implica. “El diseñador tiene la capacidad de construir el mundo de la nada, esa agilidad ante las respuestas nos permite ser más perspicaces respecto al medio. Si no formamos alumnos capaces de sorprenderse con lo cotidiano y replantearlo, no tenemos la oportunidad de desarrollarnos. Eso es lo que queremos instaurar en los estudiantes y eso no se puede lograr sino se vive, trabaja y estudia el diseño”.

Skip to content