Segunda charla del ciclo “Ciudad y Pandemia” analizó el paisaje sonoro de los humedales urbanos de Valdivia
Instituto de Arquitectura y Urbanismo se adjudica Fondo de Innovación Docencia Universitaria
Segunda charla del ciclo “Ciudad y Pandemia” analizó el paisaje sonoro de los humedales urbanos de Valdivia
Instituto de Arquitectura y Urbanismo se adjudica Fondo de Innovación Docencia Universitaria

Académicas de Diplomado en Diseño del Paisaje Austral ejecutan proyecto de paisajismo para el Centro de Humedales de la UACh

Las académicas Carolina Masoli y Claudia Salinas del Diplomado en Diseño del Paisaje Austral son las encargadas de diseñar y ejecutar el proyecto de paisajismo para el Centro de Humedales Río Cruces de la Universidad Austral de Chile (CEHUM), para transformarlo en un parque ecológico y de interpretación de humedales que perpetúe las directrices del centro de investigación y donde se promueva el uso racional y sostenible de los socio-eco-sistemas locales.

El proyecto busca además realizar un plano maestro conteniendo una zonificación y programa de usos de las diversas zonas del predio, de manera de ordenar prioridades y gestionar de la mejor manera el desarrollo del paisaje de los espacios exteriores del centro. Además, con su implementación se busca mejorar la conectividad y atracción de la comunidad local, a fin de hacer de este espacio una alternativa para la recreación, educación y lugar de encuentro.

Sumado a esto, se apunta también a desarrollar el diseño paisajístico de una primera etapa, abarcando el área en torno a la casona, de una hectárea aproximadamente, y el trazado de una ciclo vía que conecte a la ya existente en Avenida España (puente Cau Cau) y el CEHUM.

El proyecto de paisajismo para la CEHUM es una propuesta de diseño de las áreas exteriores del Centro de Interpretación Ambiental del centro, ubicado en Cabo Blanco Alto, en el ex Fundo Cau Cau, con el fin de transformar este espacio en un parque ecológico de carácter interpretativo, recreacional y de conservación de la biodiversidad de los ecosistemas locales.

Al respecto, una de las académicas a cargo de este proyecto, la docente Carolina Masoli, indicó: “El proyecto nace ante la necesidad de recuperar y conservar los ecosistemas locales, en particular los de humedal y pantano, de integrar a las comunidades humanas locales, propiciar la investigación y educación, alinear la experiencia del Centro de Interpretación Ambiental entre lo que ocurre al interior y al exterior de la casona, y especialmente vincular los distintos elementos y vestigios presentes en el predio con una propuesta de uso de la tierra, se ha desarrollado el presente trabajo”.

La académica agregó: “el Plano Maestro se llevó a cabo a través de un proceso participativo entre el personal del CEHUM y el equipo de ecólogo-paisajistas, en que en primera instancias se recogieron y discutieron las distintas necesidades en cuanto al uso del territorio y a partir de dichas necesidades, y considerando variables de intensidad de uso, microclimas, microtopografía, tipo de suelo y otras condiciones ambientales que determinan las zonas más propicios para ciertas actividades, se distribuyeron en el espacio las distintas funciones que tendrá el predio”.

Proyecto paisajístico

En la etapa 1 del proyecto, las académicas trabajarán en los jardines del entorno a la casona del CEHUM, donde se identificarán tres jardines distintos, cada uno con una función bien definida: el “Bosque Encantado”, los “Jardines Hábitat” y el “Jardín Cultural”.

“El primer desafío es lograr comprender las necesidades del lugar y las expectativas del mandante. Sobre todo cuando se trata de un lugar habitado por una comunidad de personas, en donde el trabajo participativo cobra vital importancia, y no siempre es fácil llevarlo a cabo. Hay que dedicarle varias horas a esta fase del proyecto”, agregó la académica.

Actualmente, después de un año de trabajar en el proceso de diseño, el proyecto está ejecutando una de sus partes. Esta ejecución va desde el movimiento de tierra, la construcción de obras menores y la plantación, ésta última aprovechando el período de otoño. Toda esta experiencia se transmite luego de primera mano y eso es algo invaluable y que realmente se traspasa.

Respecto a la experiencia que los egresado/as del Diplomado deben adquirir para desempeñarse en proyectos similares, la académica señaló: “El profesional deberá tener alta capacidad de observación y análisis del territorio, así como de interpretar y guiar en un contexto de participación comunitaria. También es necesaria la capacidad de diseño armónico de paisaje, tener amplio conocimiento de las comunidades vegetales locales y su aplicación en el paisajismo y conocimientos prácticos para el control de la erosión, manejo del drenaje del agua y la atracción de fauna silvestre”.

 

Skip to content